8.31.2013

Sirenas


Añoroso recuerdo es el que me otorga soportar esta plena vida, con ese anhelante deseo del que me crucifican y me castigan esas "sirenas", que ocultan caminos (verdades) mientras que hierven la sangre, por no romper mareas y atronar lunas. Se sienten, se desean, se atormentan, todo está tan ferviente, todo se deja culminar, todo se deja caer... Subidas, bajada, subida, bajadas...  Son "sirenas" las que se dejan avanzar por mi mente llenándola de vacíos, espeluznantes negruras, tiernos demonios llamados amigos, sueños rotos, invisibles esperanzas, falsas fantasías, mezquinas verdades y pésimas mentiras. Se basa en nada para ti, en un tormento para mi, porque yo, soy nada, nadie y mis "sirenas" son criaturas (y quizás hasta viejas a mi) que han crecido dentro de mí intentando "matarme", aplacarme para no poder salir de esto, para reventarme de lágrimas que no sirven para nada, (sólo para entretener y "embellecer" mis ojos) y atascarme en versos incontrolados por sólo latentes pulsos de corazón inerte e insensible. "Sirenas" que son las causantes de esta fría existencia, de esta nublada visión, pero pocas hadas veo en esta situación. ¿No hay nadie quién me salve? ¿Alguien que pueda traspasar este abismo? ¿Dónde estas? ¿Ayúdame? ¿Intenta agrandar ese alma que tienes intentado levantar a esta pobre y desquiciada vida con espesa alma de pesimismo? Pero, el problema es que todo da igual ya, todo lo que siento se desvanece, se rompe en pedazos y no soy vulnerable. Me he vuelto inmune porque yo sola y con ayuda alguna de otros me he creado esta farsa, este mal sueño del que pronto espero despertar, ya es tanta amargura que soy amarga, agria e impotente. Me he dejado rendir de tal forma que la salida se me pasó cuatro esquinas atrás y he querido seguir adelante con todo este desprecio de encima. Porque me duermo llorando y he llorado durmiendo. Porque muero por todos nosotros cada vez que miro a la existencia y esta cruel realidad y resucito si observo más al fondo de todo esto. Cuando ahí, despierto y vuelvo a ser la misma de antes, sólo que la inconsciencia me ha ganado y mis "sirenas" cantan aterciopeladamente mientras duermen.

Mis momentos de más pesada carga emocional negativa. (Tiene sus épocas).
Y el tiempo pasa y menos mal, que cura todo y pone a todos en su lugar.

No hay comentarios: