9.29.2013

bad blood



Simplemente cada día me convierten en un puto infierno. 
-Te acuerdas de cuando sonreía sin preferir llorar? Te acuerdas cuando no escondía nada, cuando estaba feliz?.- Para mí cada día sois un estorbo, no estoy cómoda con vosotros y me satisface la idea de eliminaros a alguno, y en realidad no se porqué, porque no me habéis hecho nada literalmente, sólo ciertas burlas, ciertos comentarios que se van quedando en la memoria, acumulándose e implacablemente sin ser perdonados ni olvidados. 
Yo os la tengo guardada y que sepáis que puedo perdonar pero nunca olvido.  

Recuerda que el daño se hizo porque en ese instante se quiso, entonces luego no me vengas con un perdón que en realidad solo lo oye el viento y se lo lleva la corriente.

4 comentarios:

Claudiettha J.V. dijo...

Me encantó, que cruel sociedad. Demasiado ignorantes me resultan aquellos que utilizan el perdón tan solo cuando lo necesitan, y sin sentirlo. Me identifiqué mucho. La entrada me recordó a una canción...

Besos

Undestinocontigo! dijo...

Muchas cosas insignificantes acaban haciendo una gran bola de mierda que no podemos acumular.
Así que te entiendo, el mundo es una mierda y hay que saber sobrevivir, porque al fin y al cabo tal y como están las cosas o te subes o te pisotean...
Besos.

Glo dijo...

Lo que sucede es que la vida no tiene sentido o eso creo yo, no sé si tú le encontraste uno. Lo mejor sería, escuchar lo que te digan, odiarlo y luego practicarlo como motivación, tal vez así no odies tanto al mundo.

Nicolás François dijo...

Una persona muy importante me decía siempre que las palabras se las lleva el viento, que las acciones valen más que un simple "perdón", hay que demostrar que de verdad queremos reparar el daño que se ha hecho.

PD: yo también quisiera eliminar algunas personas como si fuera tiro al blanco, pero ya sabes el homicidio es ilegal en nuestra sociedad.

Me encanto leerte