10.10.2015

Pieles vacías, mentes vacías


Somos tontos, nos enamoramos, porque somos tontos.
Nacemos solos, carecemos de amor ajeno, carecemos de vida.
Y claro, necesitamos eso que nos puede proporcionar la otra persona.
Caemos en el amor como juego de tránsito.
Pero las personas no saben que cuando se enamoran o prenden
la vela del amor, están llamando a la muerte.
Enamorarse significa suicidarse.

Todos morimos conforme vinimos al mundo, solos, por nosotros mismos
y con vacíos que no tienen relleno. Seamos mujer u hombre, alma en pena
o alma hueca, se va colando el amor aunque no queramos...

Todos morimos como decía, algunos se suicidan, otros se dejan llevar
hasta el final como títeres y otros luchan aunque no sirva de nada.
Muchos se suicidan cortándose las venas, tirándose de precipicios 
cuando a veces son ellos mismos el precipicio que los consume.
Otros se matan de no comer, de tristeza...
y otros, la mayoría ingenuamente muere de amor.

Porqué morir de algo que no se entiende?
Porqué se muere de lo que no se comprende?
Quién comprende al amor?
Qué sabemos del amor?
Sólo sabemos que conlleva al suicidio y quién no lo sepa 
o no lo haya experimentado,
que lo compruebe por si sólo cómo acabará entre sus propias cenizas.

Pero es cierto, el amor es bonito, es lo que mueve el mundo,
pero también es aborrecible y trágico, cuando no es correspondido o roto.
Causa miedo, atracción, agobio e incluso intolerancia a ser amado o amar.

Porqué tanto alabamos a un amor que acabará?
Porqué alabamos forzar una relación que no tiene futuro?
Muchas parejas actúan forzosamente a sobrellevar estar juntos, pero para qué?
no encajan, no son compatibles, no se entienden ni se comprenden, sus repuestas son simples,
aguantamos y continuamos porque nos queremos....
  
Es una tontería, no funciona, no tiene sentido, se sufre para nada.
Estar sufriendo esa pesadez por simplemente querer a la otra persona,
como un favor. Pues bien hay muchos amores por el mundo,
porque claro, el amor también es reemplazable y sustituible.
En resumidas cuentas el amor es todo lo alcanzable al ser humano,
y me repatea depender de ello, pero la explicación es que tarde o temprano
el humano depende de alguien, necesita depender de otro.

Entonces no comprendo como nuestros corazones no 
se han vuelto ya añicos de lo cabrón que es 
el amor, a la vez siendo algo tan magistral
que traspasa el alma. 

Quizás todas las puertas son las que llevan a lo mismo:
el suicidio, y hay se queda.

No hay comentarios: