8.25.2012


A veces, llega el momento de afrontar las cosas y darte cuenta de que tienes que cambiar, de romper, y coger otro camino y bifurcar aquello que había... Dejar que no quede nada del ayer, y conocer el nuevo presente que se presenta, coger otro trayecto hacia un nuevo destino y pasar del anterior, pero, cuando pase un tiempo, vendrán a tu cabeza todos aquellos recuerdos que cogiste y puede que te eches a llorar, de como has cambiado, has vivido y disfrutado y pienses que eso ya no volverá, se quedó ahí en la nada. Y te darás cuenta de que la vida pasó muy rápido, tan rápido que tú ni te diste cuenta.

No hay comentarios: