8.24.2012



Respirando a campo con la brisa del aire, con el susurro de los pájaros y de los árboles, rodeándome las montañas y provocandoles con la mirada. Miro hacia el horizonte y puedo observar su silueta, esa silueta que me impide ver lo que hay detrás pero que me gusta... Ese manto dorado y verde que cubre el campo decorado por el sol, noto el calor que transmite, me calienta... Me hace olvidar y recordar a la vez... Aquí estoy, empapada de la vida y sin saber que hacer con ella, cuando en ese momento pasa ese tren y me pregunto: A donde irá?, A quién llevara?, y me doy cuenta de que me podría llevar al mejor lado del mundo.

No hay comentarios: