2.22.2015

Vida

Tantas vueltas sin sentido,
de una vida apenas capaz
de serlo.
Una zombie nocturna,
que se estrecha,
acobijándose entre brazos furtivos.
Acogiendo un placer maligno, de ratos momentos,
que enternecen y adormecen, los sentidos, las apariencias.
Para despertar, para caer al vacío de no ser visto.
Y se nota que disfruta, cuando intentas salir de su fiel cobijo.
Anhelando una muerte que no tienes, ni te pertenece.

5 comentarios:

Wakimiro dijo...

Aun que la vida da miedo, siempre hay que enfrentarla no dejarnos que nos trate como su victima. Somos fuertes y aun que aveces la vida parece no tener sentido el tiempo te revela su plan maestro.
Te mando un abrazo enorme y nos leemos :3 pásate por mi blog cuando gustes

Sab Sognatore dijo...

"Anhelando una muerte que no tienes, ni te pertenece", cuántos mendigos de vida serán ahora fieles creyentes de una muerte justa.

Qué bonita vida, y qué bonita la muerte.

Me ha encantado.

Un saludo,
S.

Cristinargou dijo...

Tantas vueltas... tanta vida.

Maibaik dijo...

A mi me parece de valientes.

Sarah Moreno dijo...

Que bonito! Acabo de encontrar tu blog y por aqui me quedare!!

Un beso

http://unpoquitodevidaa.blogspot.com.es/