9.13.2015

SÓLO LETRAS II

Te sientan bien las letras con las que escribes,
es cómodo sumergirse en su mundo,
encontrar refugio en ellas,
el que la mayoría de nosotros somos incapaces de dar y recibir.
Te sientan bien si, como cuando vistes de gala con ellas,
que llevas la marca de anónimo escritor o de escritora a ratos.
Esas letras con las que versas, lees, compones, forman parte de nosotros,
son tan simples, tan ligeras, que si las entonas y armonizas bien ya te tratan de intelectual (cierto nivel).
Yo pongo la voz, mis manos el escrito, ellas la tinta de mis versos, la sangre que escupe mi corazón y tu las llevas puestas con tu mirada de satén.
Porqué te sientan tan bien las letras cuando te describen o dicen de ti?
Si son sólo letras que se anudan entre sí.
Que nos cogen de las manos y los pies y nos atan como humanos libres.
Y en el más tranquilo de los rincones de la cabeza, ellas aparecen para cosernos las batallas perdidas, para pegar los añicos del corazón, para curar heridas y salvarnos el alma.
Hacen que volemos, que imaginemos, que nos desbordemos de felicidad o de pena.
Si las dejamos llevar, se amontonan por querer salir, se agolpan en la frente y quieren poder salir..
Nos sientan bien nuestras letras, mis letras, vuestras letras, las de ella, las de él, las de tu abuela, las de ellos y ellas. Todas las letras nos encajan cuando quieren desnudarnos y dejarnos vulnerables.
Quieren abrirnos como si fuéramos una canción o voces que resuenan.
Actúan como lágrimas que se manifiestan por los ojos, por las manos, por la boca, por el pelo...
Como un tumulto de errores, problemas, defectos, que ruedan y ruedan y golpean, para recordarnos todo lo vivido, todo lo que perdimos y todo lo que ganamos en este etéreo camino del que pendemos de ellas.
Son sólo letras, las letras que forman nuestra vida, nuestros sueños.
Pero bueno, son sólo letras que si las sueltas a cada una, no son nada.

2 comentarios:

yalaa_ dijo...

¡Y es que cada vez que te leo me entran muchísimas ganas de escribir!

¡Un abrazo!

Lucía V. dijo...

De acuerdo con el anterior comentario, dan ganas de escribir.
Hay dos tipos de personas, las que viven de las letras, y las que no.

http://bailandoenlacornisadelpiso23.blogspot.com.es/