2.10.2013

A moment


Su mirada calaba hasta el fondo, 
la cabeza me revolvía en sus ojos azules 
penetrantes.

Era rubio, blanco de piel, atractivo, barba prominente, apuesto, alto... me gustaba.

Se me acercó, casi rozando mi pupila, 
solo se quedó contemplándome un momento, 
había otro al lado, 
interrumpiendo nuestra discreta conversación.

Se quedó a mi lado sonriendo, 
observando aquella escena.

Nos dirigíamos al mismo
lado, pero simplemente él
desapareció con mi sombra 
y yo me quedé con su sonrisa clavada en mi 
corazón.

-E-

4 comentarios:

Angélica Urdaneta dijo...

Que bonito el texto, el blog es genial:)

Inια Hepburn † dijo...

Gracias! :) Besos

J.Gomis López dijo...

Bonito poema! Me gusta tu blog. Te sigo leyendo!

Abraaazo

Inια Hepburn † dijo...

Muchas Gracias! Besos :)