2.17.2013

Little


Nunca se supo nada de mí,
permanecí en silencio,
contando las hojas que caían al agua helada...
Sólo me acompañaba el sonido de las olas.

Empecé tarareando aquello canción con la que me dormía,
recordando y llorando mi vida feliz,
ahora contemplo lo que era.

Noto las piernas entumecidas, el frío será,
mi piel se tiende dura y erizada al contacto gélido.

Soplo, rezando para que termine ya todo,
tendré que tomar una decisión...

El sonido sólo me lleva a olvidar y penetrar en ese fondo sin salida,
sólo me lleva a sonreír y disfrutar, dejarme llevar por el presente,
la consecuencia vendrá después.

Mi sangre se petrificó en el martilleo de su corazón,
enérgico y vibrante, respeta mi carne de gallina, 
se mece a mi alrededor, mirando a la nueva yo.

No soporta verme así,
me quiere arrastrar hacia la tierra,
pretendo ganarle, 
juego con él en mis dedos,
cada vez se hace más pequeño...

Siento que conecta conmigo,
entrelazo las manos en mi ombligo,
intenta hacerme cosquillas...

Cada vez se hace más pequeño.


No hay comentarios: