8.23.2013

Ironic


Definitivamente seríamos juegos de un destino que se interpone y se cambia, y que por azar o por desgracia tocó "disfrutar" de ello. Prácticamente éramos los mismos de ayer dispuestos a abandonarnos como cuando mecíamos nuestras almas en el mar veraniego de viernes a domingo. Quizás es que la primavera llegaba a nuestros cuerpos, o quizás el invierno nos ardía la sangre en hielos. Pero el tiempo corre, y la memoria va desapareciendo. Hasta que quedan suaves y aterciopelados rumores que me recuerdan a ti, en un vaga estancia llamada olvido.

Si tu mirada se posara en la mía,
si tu mano volara a una caricia,
si nuestros cuerpos respondieran,
se interpondría mi vida en la tuya,
terminando resucitando la valentía y la ironía.

Simplemente llegábamos a nuestro fin, sin pensar en que ninguna de nuestras consecuencias terminó por acabar enamorándose. 
Y cómo decía nuestra canción... 'Tu y yo pudimos ser de sueño, pero no somos más que de realidad'.

3 comentarios:

Lucía Beautrof dijo...

entrada preciosa! muy linda
Te invito a mi blog:
http://etanche.blogspot.com/

Saludos :)

Inia Hepburn † dijo...

Muchas gracias cielo :) me pasaré.

Diana Jazmin dijo...

Precioso blog Cielo ♥
te e seguido me sigues de vuelta?
Tienes una lectora mas :3

Nos Leemos.
Un beso!