3.17.2016

Venganza

Regocíjate en el dolor que sientes,
apriétalo, siente como estalla
y se expande por todos tus nervios.
Acuérdate de cómo se lo creaste 
a otra persona,
haz que te recuerde como sufría.
Te acuerdas de su dolor
y notas vibrar la culpa en tus ojos.
Caes en depresión, 
caíste en el karma,
te creó la venganza.
Sufres
y quiero sufras.
Tienes que pagar el precio 
de las lágrimas, de la tristeza,
del dolor que ahora es tuyo.
Toma de la misma medicina,
alégrate de la maldad que originaste
porque es la misma que te está tragando.
Y te consume,
te corroe por dentro,
y te acuerdas de cada letra de su nombre,
de cada lágrima en su cara.
Se convierte en obsesión la sombra de su cuerpo,
cómo pasa por el tuyo, como acaricia tus pesadillas.
Tu sudor se congela,
tus manos se paran,
y lentamente... lentamente
tu dolor explota.
Y ves como engulle cada parte de tu cuerpo,
eres parte de ello,
tragas las líneas de sus versos,
de sus besos, de sus palabras.
Te arrepientes.
Apareces como un loco en el espejo
y rompes a llorar,
aunque estás vacío por dentro.
Solo bebes del dolor.
Alimentado del rencor.
Toma de la misma medicina,
alégrate de la maldad que originaste
porque es la misma que te está tragando.

1 comentario:

Maibaik dijo...

Y yo que sólo sé dolerme a mí.
Me has despertado, y duele un poco.