9.22.2012

Me paré a pensar...


Esa mirada cansada en que se fijaron mis ojos, esa taza de café tibio de las 2 de la mañana... Las caladas de aquel  4 de Noviembre, esa sonrisa marcada con un oyuelo, la canción de mi vida escrita en cuatro líneas, las primeras vistas al amanecer, los susurros del mar... Las nubes escarpadas bailando por el cielo en esa puesta de sol, el brindis por mejorar, el abrazo de verdad, esas manos de amor... A primera vista me enamoré, y a última me odié a mi misma, el sueño prohibido, mis charlas con la almohada de todas las noches, las tentaciones más secretas de mí, el mundo al que nunca llegaré, la despedida que aguantaré, el reencuentro del que no volveré, las palabras sin sentido que algun día valdrán la pena... La muerte, la que acompaña, la vida, la que pasa y no vuelve... La felicidad cuesta, la alegría se dispersa... Dos palabras y cambiarías el sentido de mi vida, te quiero, perfecta, yo?, no, nadie... La llamada de la que colgaría, el paseo hacia lo imposible, el pasado, la formación de nuestras vidas, el presente, como yo misma, el futuro?, la esperanza del qué vendrá... Escribir, el desahogo, la tontería, el desquite, la afición, el amor de muchos... La música, la amiga fiel de todos, por unos mas querida que otros, pero ella está ahí... La taza de chocolate caliente... la debilidad, los errores, caigo en la misma piedra dos, no, cuatro veces... Un alma insignificante, persona que todavía no ha sacado lo mejor de sí misma, decidir que este no es mi lugar, irme, dejar esto, llorar, reír... Todo, le doy mil vueltas a las cosas, y no entiendo porque. El aire que despeja mis penas y renueva. El campo, el cielo y el mar la manta a mis inspiraciones, la base, la música, dejar de pensar en los problemas, leer... Repetirme hasta aborrecerme, dormir para luego tener que despertar, deprimir antes de ver la realidad, acomplejar antes de conocer... Fría yo, pero con cariño, el frigorífico se queda en el segundo puesto, no saco mis sentimientos a la ligera, porqué, ni idea, soy así, reflexiono sobre mí misma y no encuentro ninguna conclusión, darme pena acabar un libro y estar recordándolo al día siguiente... Revolver los recuerdos que no volverán, lo hago a menudo, las ganas de desaparecer, la felicidad qué es eso?,Yo, tu, ellos, nosotros... Todos, nos iremos y quedarán nuestras huellas grabadas... Las preguntas de las que no encuentro repuestas, esas respuestas tan simples...

No hay comentarios: