11.30.2012

Ayer

Sé que me quedará un largo camino por recorrer, de tu mano o de la mía, sola o acompañada, cuando el único testigo sea mi sombra, cuando lo único que borre mi pasado sea el aire nuevo que cruza por mi cara... Son promesas, dudas, deseos, posibilidades, arrepentimientos, cosas que no recuerdo que dejo atrás, pero que permanecen, sé que todo terminará y que comenzará algo nuevo, que las pisadas que dejé ayer hoy son nada, que el paso del pie izquierdo hoy es el derecho, que la mueca torcida de mi boca es una sonrisa marcada, que los ojos entrecerrados no son lágrimas contenidas por la desesperación... Me doy cuenta de que se va, enseguida, rápido, cuando todo cuesta, cuando parece que no va acabar... y mira ya dejamos otro año como aquel que dice, el frío fue un mal agüero pero el calor me pasó factura, que de vuelta al otoño me voy al invierno y me encuentro en la primavera saludando al verano, corre y corre como la sangre por mis venas, me llevo el simple hecho de vivir, me llevo la mente vacía de pocos sueños y muchas esperanzas, el cuerpo inquieto de tanta ilusión y conmocionada por tanto. Lo más lejos a lo que pude llegar, es junto a ti, pero en ese caso no lo veo imposible.

No hay comentarios: