12.15.2012

yo

A fuerza de balas aprendí a callar mis enfados, a calentar a quien no debía, a sumar una cuenta tras otra de protestas apiladas en el armario, y, a equivocar, solitaria e infanta de amor, soy yo, la que enloquece y escucha, la que grita y huye, la que dijo que nunca lloraría y se ahoga en si misma, la que volaría y se quedó clavada en tierra, la que odiaría y no alegraría, soy yo la que se acaba de ir, la que vuelve y va, la que nunca responde a preguntas precisas e incoherentes, a la que oye pero no suena, a la callada y cobarde, era la que se tragaba su orgullo y renunciaba, fui la que todo el mundo manejó, seré la princesa convertida en rana, la musa, la patética enredada en palabras, yo, la poética e insensible, la amada y deseada, la pura y casta, la libertad, el demonio en llamas, la canción olvidada, soy, el recuerdo de tu sonrisa, el amanecer cubierto en nubes, la playa desolada, el paseo al mar, la sombra de mis pies, el chasquido del golpe, el lluvioso, el rencor, soy la que todos hablan pero no dicen, la que rumorean pero no saltan, el cotilleo de la semana, el álbum del 97, el bebé llorando, la que gatea deprisa, la que cuenta hasta diez, soy yo la que responde por si misma, la que juzga sabiendo, la que está frente a ti, reprochando cada x tiempo pasado, soy yo la que sonríe cada vez que miras, la de las mariposas en el estómago, la que se pone nerviosa, la borde y presuntuosa, la mirona de soslayo, la cabrona risitas, la amiga fiel, y la infiel novia, la que echa atrás sus flores, la que nunca sabe que hacer, la de las preguntas, la que no calla, la guapa e imbécil, la tonta de mí, con complejo de superioridad pasando por la inferioridad, soy yo la consumidora de penas y se alimenta de recuerdos, la que perdió sus sueños y recobró las ilusiones, la esperanza de vivir, soy yo la de negro a conjunto con el cielo, la del sombrero a cuadros, la del piano mal tocado, la intentona, la del chocolate caliente y los capuccinos, soy la solterona, la vividora folladora que todos hablan, la serie de aquella cadena, la noche pesada, la película románticona, el pensar de tu cabeza, las mil vueltas de carrera, soy la mañaca que jugaba, la malcriada gastada, la violada por las bocas, las montañas y el horizonte, soy la que caminará sin rumbo, pero que llegará, la que reirá por ser como es, la que luchará hasta el fin, la especial y rara, soy mi vida, mi amor, mi pesar, mi abandono, mi placer, mi andar, mi esquina, mi corazón, soy esa que nunca dirá que sí, a menos que la convenzas, esa que llora aturdida por lo que vendrá, esa mirada elocuente, la que te grita a los cuatro vientos que te quiere, pero que puede estar sin ti. Esa, soy yo.

No hay comentarios: