4.13.2013

I


Nadie era mi nombre,
centelleando y raspando tu boca.
Vestía para alguien,
nadie significaba tu vida entera.

Todo es su corazón, tu mirada en la mía.
Todo será mi sombra a sus pies,
el compás de tus pisadas.
Nadie iguala a Todo.
Todo hunde a Nadie.

Nadie sabe como Todo fue, es y será alguien que quebró sus pocas ganas de sentir, llorar, gritar y volar. Todo supo como acabar con la vida misma de Nadie.







No hay comentarios: