7.10.2014

lágrima muerta



Hoy no me propongo escribir,
las palabras se fueron en silencio,
y el amor también quedo muerto.

Lágrimas que corren y caen al ruedo,
la desesperación se congela entre mis manos,
y ardo, como la soledad entre la gente,
como el amanecer, del que la realidad, me arrebató tenerte.

Te he escrito tanto, te he besado tantas veces en versos...
que hoy, el vacío que llena mi corazón, es un hueco tan agudo,
tan profundo, que sintiéndolo mucho, no te escribo a ti, lector.

Me escribo a mí, para sangrarme y recordarme,
que de ilusiones no se vive, y que de mentiras crece el ingrato hombre.

Hoy, vengo a declarar el amor que te profesaba, y la muerte que me conlleva a ello.
Ya no podré dedicarme a ti, ya no podré contemplarte sin que mis ojos lloren,
por no tenerte ni tocarte.
Tantas veces soñé que imaginé, el mundo contigo, del que careceré ahora y siempre.

Ya no seré nada, sólo el llanto nocturno me puede,
y te llamo entre mis manos suicidas, y te nombro entre sollozos,
y no vienes, y no apareces, y se me nubla el mundo.
Tiembla mi mirada, al sentir que ya no me mirarás,
y te escurrirás, como lo estás haciendo ahora.
La impotencia del saber que la rabia que me consume, 
 estoy que no estoy, y ya no puedo soportarme.
Amarga existencia.

Me cae la noche, como el jarrón de agua fría, que me diste, ya no seré la misma,
todo cambió, esto era lo peor que podía pasar, y me estoy deshaciendo entre tantos bonitos recuerdos que construí por los dos...
Qué bonito sería todo, porqué...

Y ya no estás, te fuiste, me dejaste desamparada, pese a tus defectos,
y perfección, yo era tuya, y tú un juego.
Ahora sólo puedo dedicarte mi triste y solitario lamento, 
porque entre lágrimas inertes me hallo
y muerta acabo cada vez que te pienso como te pensaba.
Ya no me consuelo con un mañana,
porque no lo hay...

Eras tú, mi héroe, lo eras.
Y ahora sólo eres la sombra de mis mejores recuerdos, de mis maravillosas fantasías,
y te perdí como quería, perdí esa esperanza y con ella tu amor de hombre.

Lágrimas que caen al ruedo, 
corazón que se deja en el suelo,
sin ti, mi amor, sin ti, yo...





6 comentarios:

YoMaqq dijo...

Bastante tiempo que no me paso por aqui, me encanto tu poema como siempre
Un abrazo (: es bueno leerte nuevamente

Sab Sognatore dijo...

Me encanta, me quedo.
me quedo porque me gusta el diseño de tu blog,
y como consecuencia no he podido evitar empezar a leer,
y, quedarme enganchada.
Me paso para quedarme,
un abrazo,
S.

Nancy dijo...

¿Que puedo decirte? Lo que escribes es bonito aunque bastante triste, no sé si te esté pasando en la /vida real/ espero que no, pero como sea, la forma en que lo expresas es tan real y algo que nos puede pasar a todos.
En fin, te mando muchos saludos y abrazos, que estés bien<3

yalaa_ dijo...

Me ha encantado!
Un abrazo:)

Julieta dijo...

¡Muy lindo!

Windflower dijo...

¡Hola! ^^
He descubierto este bello rinconcito por casualidad, en realidad no me lo proponía, pero otro blog me trajo hasta ti... ¡Bendita casualidad! Ha sido un placer descubrirte, a ti y a este lugar, me encanta la simplicidad tan hermosa del diseño, la imagen, me encanta la manera de escribir tan diferente que tienes. Es muy sincera, por eso puedes lograr transmitir un montón de cosas.

Respecto a la entrada, me ha encantado a pesar de la tristeza que hay en esas palabras. Es horrible eso que cuentas de no soportarse a una misma porque chillan demasiado los recuerdos, porque de noche el silencio nos mata de ruido. Es horrible no encontrarse, no saber estar sin la otra persona y recordar en exceso dolorosamente. Perfectamente expresado todo eso, ¡escribes de maravilla, en serio!
Eso es todo, sólo quería "decirte" que ha sido un placer descubrirte, y espero dejarme caer por aquí.

P.D: La música es preciosa.

Besos.
Windflower.

laladronadepalabras7.blogspot.com