11.17.2016

Despedidas

Aquí estás, de nuevo.
Cómo si te viera.
En mi mente,
en mi corazón.
Donde no me dejas pensar
ni me dejas existir.
Te vas y vuelves
como una brisa cálida
y a la vez fría en la distancia.
Cada día suenas más a despedida
y yo a costumbre de ello.
Fuiste una lección más de amor,
que sólo le canta a la experiencia
que no cometa otra vez
el mismo error.
Sólo te veo si cierro los ojos,
si apago la realidad.
Y la música de tu voz,
me lleva a lo más alto
para olvidarme de ti
como si nunca hubieras existido.

1 comentario:

Juana la Loca dijo...

es mejor echar a la persona de nuestra mente y tirar la llave
besos